Reino Unido planea vigilar a quienes solicitan asilo con dispositivos de seguimiento

La prueba, de 12 meses de duración, podría aplicarse de manera masiva a los adultos que vayan a ser expulsados tras llegar a la isla por lo que Londres denomina rutas “peligrosas o innecesarias”

Deja una respuesta