CRduo presenta su disco debut “Piazzolla Centenario”

CRduo presenta su disco debut “Piazzolla Centenario”
CRduo

Miami, FL, 3 de agosto de 2022.- (@MinayaPRCRduo, este ensamble de músicos costarricenses y amigos de toda la vida, que se reencontró en Europa, presenta su sentido homenaje al gran Ástor Piazzolla con nuevos arreglos para violín y guitarra.

CRduo está integrado por el violinista André Robles Field y el guitarrista Carlos Alberto Castro, quienes radican en Alemania y Austria, respectivamente. Estos dos jóvenes pero experimentados músicos costarricenses interpretan obras maestras de manera virtuosística en sus propios arreglos concertantes para violín y guitarra.

Su álbum debut “Piazzolla Centenario” es un sentido homenaje a uno de los más grandes genios musicales del siglo XX. A los 100 años de su nacimiento, se celebra y se recuerda al gran Ástor Piazzolla (11 de marzo de 1921 — 4 de julio de 1992) como el magistral compositor y bandoneonista argentino que revolucionó por completo el mundo del tango y lo llevó a su máximo nivel de refinamiento, fusionándolo con el jazz y la música de concierto.

Este viaje emocional a través de su música consta de 10 arreglos originales de Carlos Alberto Castro (con la estrecha colaboración de André Robles Field en la edición del violín). Estos arreglos están hechos a la medida para la manera personal de tocar de Robles y Castro, al mismo tiempo que explotan al máximo las posibilidades técnicas y tímbricas del violín y la guitarra.

En esta grabación se incluyen las cuatro Estaciones Porteñas además de otras 6 de las piezas más inspiradas de Piazzolla: Revirado, Adiós Nonino, Vuelvo al Sur, Oblivion, Libertango y Calambre. El propio Piazzolla fue un asiduo arreglista de su propia obra, por lo que probablemente él hubiese estado de acuerdo en transformar su música para quinteto de tango (bandoneón, violín, guitarra eléctrica, piano y contrabajo) en arreglos para violín y guitarra. CRduo se atreve a tomar riesgos usando técnicas poco convencionales para buscar nuevas texturas que representen emociones humanas y despierten sentimientos profundos en el público.

El nombre de este ensamble se deriva de las iniciales de sus apellidos —Castro & Robles— y su país natal —Costa Rica—. Caracterizándose por su sincronización casi telepática, su fascinación por la amalgama sonora y su compromiso incondicional con la interpretación, Carlos y André están dispuestos a trazar nuevos horizontes con esta formación instrumental, que es una mezcla única de dos instrumentos predilectos: el violín y la guitarra.

“Piazzolla Centenario” fue apoyado por un centenar de personas en Costa Rica, Estados Unidos y Europa que, con sus generosos aportes, sobrepasaron en más del doble la meta del crowdfunding (fondeo colectivo) organizado por el dúo. Este álbum ha sido un proyecto interdisciplinario, pues hemos tenido el honor de contar con la invaluable colaboración de destacados artistas como: la diseñadora y arquitecta costarricense Daniela Castro en el branding y el diseño gráfico; el artista visual argentino José Luis Rugilo (quien creó una ilustración para cada tango); y el ingeniero de grabación esloveno Uroš Barič en la producción musical, quien logró una fiel captura de sonido. También se grabó audiolibros especiales en español y en inglés a manera de versión extendida de las notas al programa incluidas en la versión física del CD. Adicionalmente, se produjo varios atractivos vídeos para exhibir llamativamente la emocionante ejecución musical del CRduo.

Historia

Este dúo fue fundado en 2020 pero su historia realmente comenzó cuando se hicieron amigos, hace más de dos décadas, corriendo por los pasillos de la Escuela de Artes Musicales de la Universidad de Costa Rica, donde ambos desde muy jóvenes estudiaban música después de la escuela y el colegio. Estos dos jóvenes y enérgicos músicos crecieron aprendiendo música clásica en sus respectivos instrumentos, pero también estando rodeados de la música popular latinoamericana que también aprecian con mucho orgullo.

André Robles Field comenzó su desarrollo musical a los 5 años en la Universidad de Costa Rica con su abuelo, el maestro Walter Field: una leyenda viviente del violín en Centroamérica y ex-concertino de la Orquesta Sinfónica Nacional de Costa Rica por varias décadas. El CRduo decidió además dedicar esta producción discográfica al maestro Field Gallegos, como muestra de cariño y admiración. A pesar de haber celebrado muchos éxitos musicales, al finalizar el colegio André acabó decidiéndose por estudiar ingeniería mecánica en vez de violín. En palabras de Carlos: “Yo nunca logré asimilar por qué alguien con el talento de André no se animara a seguir el difícil pero hermoso camino de la música. Todavía tengo vivos recuerdos de haberlo escuchado en conciertos tocando obras muy desafiantes a una muy corta edad, lo cual fue para mí lo más parecido a un niño prodigio que yo hubiese visto hasta aquel entonces.”

Por su lado, Carlos Alberto Castro comenzó a tocar guitarra a los 9 años y ya desde niño experimentaba arreglando música con programas de notación musical en la computadora. Después de cursar la carrera de guitarra en la Universidad de Costa Rica, cumplió su meta de estudiar guitarra en Europa, terminando su posgrado —Master of Arts— en Austria en 2013. Inmediatamente después de su arribo a dicho país en septiembre de 2011 y motivado por su propio logro, Carlos se mantuvo frecuentemente en contacto con André y lo animó insistentemente a perseguir su verdadero sueño de ser violinista. Absolutamente convencido del talento fuera de serie de su amigo, Carlos finalmente logró convencer a André de convertirse en músico profesional. Según el propio André: “Recuerdo desde muy pequeño que Carlos y yo nos veíamos en Artes Musicales de la UCR. Él era muy amigo de mi hermano Alejandro y yo me ‘colaba’ entre los grandes. Más adelante, Carlos me comenzó a insistir amigablemente que debería estudiar música. Sin embargo, en ese momento yo no estaba decidido. Siempre admiré muchísimo sus agallas y determinación de estudiar en Europa, y un par de años más tarde fue un pilar anímico muy importante en mi decisión de hacerme músico. Hoy por hoy, disfruto de hacer música no sólo con un músico y guitarrista fenomenal, sino también con un amigo.” André ha sido la única persona a la cual Carlos ha recomendado explícitamente tomar esta seria decisión. ¡Quizás este fue sin saberlo el primer paso para que CRduo se convirtiera en una realidad!

Deja una respuesta