Choferes de Uber y Lyft protestan en Nueva York solicitando un nuevo ajuste de sus tarifas ante una inflación sin freno

Los conductores de aplicaciones de pedido de transporte recibieron un aumento del 5.3% en febrero, pero aseguran que fueron “devorados” en semanas por el precio de la gasolina

Desde la primera semana de marzo los clientes de servicios de transporte de pedido digital, como Uber y Lyft, están pagando un poco más debido a un recargo temporal ante el alza de los precios de la gasolina.  Pero en el caso específico de la ciudad de Nueva York, los conductores se “levantaron” este martes al señalar que ese recargo no está llegando a sus bolsillos. Por ello, centenares de choferes hicieron una caravana por varios puntos del Bajo Manhattan, para exigir aumentos más sustanciales en sus ingresos, que les permita por lo menos cubrir el salario mínimo legal.

Deja un comentario