El gobernador Ron DeSantis quiere prohibir de manera permanente los mandatos frente al COVID-19

El gobernador Ron DeSantis quiere prohibir de manera permanente los mandatos frente al COVID-19
Ron DeSantis

Miami.- El gobernador de Florida, el republicano Ron DeSantis, anunció este martes una propuesta legislativa para que sean permanentes las prohibiciones que impuso en 2021 contra los mandatos de mascarillas y la obligatoriedad de vacunas contra el COVID-19.

Durante una rueda de prensa que brindó en Panama City, en el oeste del estado y junto al cirujano general del estado, Joseph Ladapo, DeSantis dijo que presentará en el próximo periodo legislativo un paquete de medidas con miras a prohibir de forma permanente que las escuelas y lugares de trabajo del estado exijan esas medidas de prevención contra el COVID-19.

“(Vas a tener) la capacidad de vivir tu vida sin usar una máscara sin importar a dónde vayas”, señaló el gobernador sobre el objetivo de las medidas, que irán al Congreso floridano, de mayoría republicana.

La oficina del gobernador señaló luego en un comunicado que la propuesta legislativa “de sentido común” es “una acción a favor de la libertad” que “protegerá permanentemente a los floridanos de perder sus trabajos debido a los mandatos de vacunación contra COVID-19” y la obligación del llamado “pasaporte de vacunación”.

La propuesta, que prohíbe la imposición de medidas recomendadas por las autoridades sanitarias federales de EEUU para combatir la pandemia, según la gobernación de Florida protegerá “los derechos de los padres e instituye protecciones adicionales que previenen la discriminación basada en el estado de la vacuna contra el COVID-19”, según la oficina del gobernador.

DeSantis quiere garantizar que los profesionales médicos tengan libertad de expresión y no sean discriminados o pierdan sus trabajos por “sus opiniones religiosas personales”.

En noviembre de 2021, DeSantis firmó cuatro medidas aprobadas en una sesión especial en la que convirtió en ley la prohibición de mascarillas y pasaportes de vacunación contra COVID-19 en escuelas, instituciones educativas y empresas de todo el estado, bajo pena de multas que podían llegar hasta los 50,000 dólares por empleado.

El gobernador de Florida, que se perfila como aspirante a las elecciones presidenciales de 2024, se ha mostrado en contra de las políticas sanitarias del Gobierno de EEUU, y en especial de las recomendaciones de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

En esa lucha, el pasado mes solicitó al Tribunal Supremo de Florida que designe un gran jurado estatal para “investigar todas y cada una de las irregularidades en Florida con respecto a las vacunas contra COVID-19”.

En respuesta a esa petición, la máxima instancia judicial estatal autorizó una semana después que un gran jurado estatal investigue a “fabricantes farmacéuticos (y sus funcionarios ejecutivos) y otras asociaciones u organizaciones médicas” vinculadas a “vacunas que supuestamente previenen la infección, los síntomas y la transmisión” de COVID-19.

Deja un comentario