Kilolo Kijakazi, Comisionada Interina del Seguro Social, dirige la revisión de los procedimientos y políticas de sobrepago

La Administración del Seguro Social ha proporcionado seguridad de ingresos a las personas durante más de 80 años. La agencia toma en serio sus responsabilidades de garantizar que las personas que tengan derecho a beneficios los reciban y de salvaguardar la integridad de los programas de beneficios para servir mejor a sus clientes. Los empleados de la agencia trabajan arduamente para pagarle a la persona correcta la cantidad correcta en el momento adecuado, y los índices de precisión de los pagos permanecen altos.

El Seguro Social paga $1.4 billones en beneficios a más de 71 millones de personas cada año. Si bien los índices de precisión de los pagos son altos, los sobrepagos ocurren debido a la cantidad de personas que la agencia atiende, la cantidad de cambios en sus circunstancias y la complejidad de los programas.

Solo alrededor del 0.5 por ciento de los pagos del Seguro Social son sobrepagos. Para el programa de Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI, por sus siglas en inglés), los sobrepagos también representan un pequeño porcentaje de los pagos, alrededor del 8 por ciento, pero son más altos debido a la complejidad en la administración de los límites legales de ingresos y recursos, y las evaluaciones de bienes.

La Comisionada Interina del Seguro Social, Kilolo Kijakazi, dijo: «A pesar de nuestros altos índices de precisión, estoy formando un equipo para revisar nuestras políticas y procedimientos de sobrepago para mejorar aún más la forma en que servimos a nuestros clientes. He designado a un alto funcionario para que trabaje en la Oficina del Comisionado para dirigir el equipo y que me informe directamente».

Hay información errónea en los medios de comunicación que afirman que la Administración del Seguro Social está intentando recaudar $21 mil millones. Esta cifra se derivó de la cantidad total de sobrepagos que se han producido a lo largo de la historia de los programas. La situación de cada persona es única y la agencia maneja los sobrepagos caso por caso. Particularmente, si una persona no está de acuerdo con que le han pagado de más o cree que la cantidad es incorrecta, puede apelar. Si la persona cree que no debería tener que devolver el dinero, puede solicitarle a la agencia la exención al cobro del sobrepago. No hay límite de tiempo para presentar una exención.

La agencia está mejorando continuamente la forma en que sirve a los millones de personas que dependen de sus programas, incluso evitando sobrepagos y facilitando la gestión de los procesos de recuperación y exención.

Por ejemplo, la agencia acaba de publicar un formulario de solicitud de exención simplificado, el cual es más fácil de entender y menos complicado para las personas a la hora de solicitar una exención de recuperación de la deuda. También está desarrollando un nuevo programa electrónico de intercambio de datos de nómina que utilizará automáticamente la información salarial para ajustar las cantidades de los pagos cuando sea apropiado para evitar sobrepagos. Además, la agencia tiene la intención de publicar una regla propuesta para agilizar los procesos y reducir la carga para que las personas que tengan derecho puedan buscar más fácilmente el alivio de la deuda.

Por ley, cuando ocurren sobrepagos, a la agencia se le exige ajustar los beneficios o recuperar las deudas. La ley permite que el Seguro Social tome en cuenta la exención a la recuperación en algunos casos, lo que debe equilibrarse con la responsabilidad de administración de la agencia para salvaguardar la integridad de los programas de beneficios y los fondos de fideicomiso.

El Seguro Social está comprometido a trabajar con las personas si quieren apelar o explorar posibles opciones de pago y exenciones, según lo permita la ley.

Deja un comentario