Lula completa su gabinete y cumple una promesa a los indígenas

Brasilia, (EFE).- El presidente electo de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, quien asumirá el próximo domingo, anunció este jueves a 16 nuevos ministros, con lo que su gabinete tendrá un total de 37 carteras, una de ellas volcada por vez primera a los asuntos indígenas.

«Tenemos un gabinete» y «ahora hay que comenzar a trabajar», pues «el pueblo brasileño no puede esperar más» después «del desgobierno al que fue sometido en estos años», declaró Lula en alusión a la gestión del ultraderechista Jair Bolsonaro, a quien sucederá en el poder a partir de este 1 de enero.

Entre los nombramientos anunciados este jueves, que terminan de darle forma al nuevo Gobierno, sobresalen en especial tres mujeres: Marina Silva, Simone Tebet y Sonia Guajajara.

Como hace veinte años, cuando Lula asumió por primera vez la Presidencia, la ecologista Marina Silva será ministra de Medio Ambiente, una de las áreas más abandonadas y castigadas durante la gestión de Jair Bolsonaro, líder de la ultraderecha que ahora deja el poder.

La primera experiencia de Silva con Lula en el Gobierno terminó mal y la entonces ministra renunció frente a «ciertas resistencias» a la agenda ambiental, pero la magnitud de la devastación promovida por Bolsonaro la llevó a apoyar nuevamente al exsindicalista.

Simone Tebet, afiliada al Movimiento Democrático Brasileño (MDB, centroderecha) fue candidata presidencial contra Lula y Bolsonaro en las elecciones de octubre pasado y concluyó la primera vuelta en tercer lugar, con un 4,1 % de los votos.

Se sumó a la campaña de Lula para la segunda vuelta y ahora dirigirá el Ministerio de Planificación, uno de los brazos del Ministerio de Hacienda para el diseño de las políticas económicas.

Un nuevo Ministerio de Pueblos Indígenas

El más simbólico de los nombramientos formalizados este jueves por el presidente electo pasa por Sonia Guajajara, quien asumirá el Ministerio de los Pueblos Indígenas, una cartera que hasta ahora no existía y que Lula se había comprometido a crear desde la campaña.

Guajajara es una de las voces más representativas del movimiento indígena y su apellido es el nombre de su pueblo, amenazado igual que muchos otros por madereros y mineros ilegales que operan casi impunemente en la Amazonía y se han fortalecido con el abandono que sufrió esa región durante los cuatro años de Bolsonaro en el poder.

«Nunca antes en la historia de este país tuvimos una indígena ministra», subrayó Lula, quien sostuvo que será «una experiencia nueva» y todo el Gobierno deberá «trabajar y ayudar», aunque matizó que Guajajara y «los indígenas ya están más que preparados para resolver sus propios problemas».

Otros nombramientos confirmados este jueves por Lula le han dado espacios en el Gobierno a formaciones de centro y centroderecha que se unieron a su campaña contra el movimiento ultraconservador que lideró el presidente saliente.

Se trata de los partidos Unión Brasil, Social Democrático y el propio MDB de Simone Tebet, que con su presencia en el gabinete le darán al Gobierno de Lula un mayor peso en el nuevo Parlamento que asumirá en febrero próximo, con una clara mayoría conservadora.