EE.UU. aceptará a 30.000 migrantes al mes de Venezuela, Cuba, Nicaragua y Haití

Washington (EFE).- Estados Unidos anuncia aceptará a más de 30.000 migrantes al mes de Venezuela, Cuba, Nicaragua y Haití, expandiendo así un programa por el que ya concede actualmente permisos humanitarios a venezolanos.

Funcionarios de alto rango de la Administración del presidente Joe Biden informaron en una llamada con periodistas de que, en paralelo, Estados Unidos expulsará «de inmediato» a México a los migrantes de esos países que intenten cruzar a su territorio de manera irregular.

Migrantes de origen venezolano permanecen en casas de campaña a orillas del Río Bravo, en Ciudad Juárez, Chihuahua (México), en una fotografía de archivo. EFE/Luis Torres

Con la inclusión de cubanos, haitianos y nicaragüenses, se amplía el programa que EE.UU. lanzó en octubre pasado para entregar 24.000 permisos a migrantes venezolanos y, al mismo tiempo, deportar a México a quienes atravesaran la frontera sin permiso.

Los funcionarios explicaron que quienes sean deportados al país vecino del sur por cruzar la frontera de manera irregular no podrán acceder a los permisos humanitarios, ni tampoco podrán solicitarlo aquellos que lleguen «ilegalmente» a Panamá y México.

Migrantes de Latinoamérica y del Caribe

Asimismo, Estados Unidos quiere triplicar «el reasentamiento de refugiados» procedentes de otras partes del continente en el año fiscal 2023 y acogerá a hasta 20.000 personas provenientes de naciones de Latinoamérica y del Caribe.

Los funcionarios detallaron que la motivación de estas medidas es el «nuevo patrón migratorio» que se está dando en la frontera, ya que «la inestabilidad política, económica y política en todo el mundo está alimentando algunos de los mayores niveles de migración», no vistos desde la Segunda Guerra Mundial.

En este contexto, EE.UU. ha visto en su frontera sur números récord en décadas de migrantes que tratan de cruzar irregularmente, «motivados en su mayor parte por un nuevo éxodo sin precedentes de migrantes de Cuba, Nicaragua y Venezuela», dijo uno de los funcionarios.

Expulsiones diarias de migrantes

Según datos aportados por esas fuentes, en la mayor parte de diciembre las detenciones y expulsiones de migrantes en la frontera sur de EE.UU. fluctuaron entre las 7.000 y las 9.000 diarias, lo que supone una media de 8.000 al día.

«También estamos viendo un aumento de la migración marítima desde Cuba y Haití, que está poniendo a los migrantes en una situación peligrosa», indicaron las fuentes.

Los funcionarios apuntaron que las medidas se aplicarán también a las familias de migrantes y que se van a aplicar en colaboración con México.

En paralelo, EE.UU. anunció este jueves que reforzará la seguridad en su frontera con la contratación y despliegue de más agentes que se unirán a los 23.000 que ya trabajan en la zona.

Biden irá el domingo a la frontera con México

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, visitará por primera vez la frontera con México desde que llegó al poder hace dos años el próximo domingo, cuando se trasladará a El Paso (Texas, EE.UU.).

Funcionarios de alto rango del Gobierno estadounidense indicaron este jueves en una rueda de prensa telefónica que durante su visita el mandatario pretende «abordar las operaciones de aplicación de la ley» y se reunirá con funcionarios locales.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habla durante una rueda de prensa en la Casa Blanca, en Washington (EE.UU.), este 5 de enero de 2023. EFE/EPA/Sarah Silbiger/Pool

El mandatario visitará El Paso antes de visitar México el lunes y el martes para reunirse con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, en su primer viaje al país vecino del sur y a una nación latinoamericana desde su llegada a la Casa Blanca.

A pesar de las críticas de la oposición republicana, Biden ha evitado viajar a la frontera durante sus dos primeros años de mandato alegando que no quería prestarse a un circo político.

Su predecesor, el republicano Donald Trump (2017-2021), visitó en al menos cinco ocasiones el límite con México para supervisar la construcción del muro fronterizo, uno de los emblemas de su Gobierno.

México admitirá 30.000 migrantes al mes deportados

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, asegura que México aceptó admitir a 30.000 migrantes al mes de Venezuela, Cuba, Nicaragua y Haití que sean expulsados de territorio estadounidense por cruzar la frontera de forma irregular.

«México ha aceptado permitir el regreso cada mes de hasta 30.000 personas de esos cuatro países que hayan sido capturadas y deportadas al intentar cruzar la frontera sur de forma irregular», dijo Biden en una declaración a medios en la Casa Blanca.

Migrantes procedentes de Haití esperan en el río Bravo para cruzar rumbo a Estados Unidos, en Ciudad Acuña, estado de Coahuila (México), en una fotografía de archivo. EFE/Miguel Sierra

El presidente pidió a los migrantes que soliciten por internet los permisos humanitarios para entrar en el país y les advirtió que si cruzan la frontera sin permiso serán expulsados y ya no podrán ser beneficiarios de este programa.

«Mi mensaje es este: Si usted está intentando salir de Cuba, Nicaragua o Haití, no se presente en la frontera. Quédese donde está y haga la solicitud de forma legal», expresó.

El Título 42

La actual Administración demócrata se enfrenta a una llegada sin precedentes de migrantes en la frontera con México por las crisis económicas, sanitarias y políticas del continente.

El pasado 27 de diciembre, el Tribunal Supremo de Estados Unidos, de mayoría conservadora, ordenó al Gobierno mantener cautelarmente el Título 42, una política de Trump que permite expulsiones exprés de migrantes por el pretexto de la pandemia de covid-19.

Estados gobernados por republicanos denuncian estar totalmente abandonados por el Gobierno federal ante la crisis migratoria, mientras que la Casa Blanca ha pedido al Partido Republicano que apruebe en el Congreso una reforma para restaurar el actual sistema migratorio «roto».

Biden estuvo encargado de diseñar la política hacia Centroamérica, que tiene que ver mucho con migración, cuando ejerció de vicepresidente con Barack Obama (2009-2017); pero, al llegar a la Casa Blanca en enero de 2021, delegó esa labor en la vicepresidenta, Kamala Harris, quien ha adoptado un perfil muy bajo.

Veto de cinco años a quienes crucen la frontera sin permiso

Estados Unidos prohibirá la entrada al país durante cinco años para todos aquellos migrantes que crucen sin permiso la frontera con México una vez se haya levantado el Título 42, la actual política migratoria de expulsiones.

Así lo anunció el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, en una rueda de prensa en Washington, donde detalló las nuevas medidas migratorias tomadas por el Gobierno de Joe Biden.

El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, habla en conferencia de prensa en la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, en Washington. EFE/EPA/Will Oliver

Mayorkas anunció una alianza con el Departamento de Justicia para que, una vez logren levantar el Título 42, se expulse a quienes crucen sin permiso la frontera mediante otra normativa, el Título 8, y se les vete la entrada durante 5 años.

“Los individuos que no pueden establecer una base válida para pedir protección bajo el nuevo estándar, serán sujetos a la deportación inmediata bajo el Título 8, que conlleva una veto de 5 años”, dijo el encargado de política migratoria.

El Tribunal Supremo ordenó al Gobierno federal mantener el Título 42 a petición de varios estados, después de que un tribunal en menor instancia emitiera un fallo señalando que el Título 42 debía ser levantado.

Trump: Biden «está del lado de los carteles»

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump (2017-2021) publicó un video en el que acusa al actual presidente, Joe Biden, de estar «del lado de los carteles» de la droga por su política migratoria, el mismo día que el demócrata anunció una expansión de su programa de permisos humanitarios.

«Las políticas en la frontera de Biden son una traición mortal a nuestra nación. Cuando yo sea presidente, la política de Estados Unidos será la de acabar con los carteles, de la misma manera en que acabamos con el Estado Islámico», dijo el exmandatario en su red social Truth Social.

El republicano, que en noviembre anunció que se presentaría como candidato a ocupar de nuevo la Casa Blanca en 2024, puso en valor su política migratoria cuando estaba al frente del Gobierno, asegurando que la frontera era mucho más segura hace dos años.

Trump también dijo que, de ser elegido, pedirá al Congreso que permita aplicar la pena de muerte contra traficantes de drogas y de personas.

Tildan de peligroso alivio migratorio

Grupos proinmigrantes tildaron de peligrosa, confusa e ineficiente la nueva política anunciada por el presidente Joe Biden que amplía un programa migratorio temporal para migrantes de Haití, Cuba y Nicaragua vía aérea, pero que castiga con la polémica devolución expedita migrantes en la frontera con México.

Sergio González, director de Immigration Hub, criticó la iniciativa al señalar que crea nuevas sendas legales que permitirían que los migrantes de Haití, Cuba y Nicaragua lleguen al país por vía aérea, pero expulsa a quienes lleguen a la frontera.

«Nos decepciona enormemente el anuncio de una ‘prohibición de tránsito’ que limitará drásticamente los derechos legales de quienes buscan asilo y protección en la frontera sur», añadió.

«Instamos al presidente Biden para que se aparte de políticas que socavan nuestros valores y la meta, prometida por el Gobierno, de un sistema de inmigración más justo, humano y ordenado», dijo González.

Mary Miller Flowers, del Centro Juvenil para Derechos de los Niños Inmigrantes, afirmó que el anuncio «está muy lejos de los compromisos que hizo el presidente Biden de luchar por la justicia racial, los derechos de los inmigrantes y la protección de las familias».

«Es discriminatorio y peligroso», añadió Miller. «El gobierno de Biden debe revertir estas políticas y restaurar el derecho de asilo».